Juan Pomponio pasó por El Perdido



Estimados amig@s del CAMINO:

Les dejo un mensaje para todos aquellos que puedan brindarme una mano en la II Travesía Ciclopoética.

Mi nombre es Juan Pomponio. Soy poeta, escritor y estoy organizando la II Travesía Ciclopoética "Homenaje a René Favaloro". La finalidad de éste viaje es ir en bicicleta por todos los pueblos y todas las ciudades del interior hasta arribar a Jacinto Arauz. Deseo entregarles un poema que le escribí al célebre médico rural, como él mismo se definía, un gran hombre olvidado por muchos.

Para lograr la travesía necesitaré del apoyo que puedan brindarme. La idea, además es llevar mis libros: KRISHAN. EL HIJO DEL SOL (Novela), LA RISA DE LA HIERBA, EL NAUFRAGIO DE LA ESCAFANDRA (Poesía) e intercambiar "literatura en bicicleta" por hospedaje, comida o aquello que puedan ofrecerme para quedarme uno o dos días en dicha ciudad.

Quiero llegar a ustedes para entregarles mi poesía, para ofrecer charlas en escuelas, en centros culturales y bibliotecas.

Atravesaré un total de 1800 kilómetros por Cañuelas, Roque Pérez, Bolívar, Guaminí, Pigüe, Tornquist, Bahía Blanca, Jacinto Arauz, Chasicó, Calderón, Coronel Dorrego, Tres Arroyos, Benito Juárez, Tandil, Ayacucho, Udaquiola, Gral. Belgrano, Brandsen.

Acabo de realizar la I Travesía Ciclopoética uniendo Ranelagh (Buenos Aires) con Capilla del Monte (Córdoba). He recorrido más de más de 1200 kilómetros, recibiendo el amor de todos los pueblos y el apoyo total de casi todos los municipios, y comunas visitadas.

Un abrazo
Juan Pomponio

Les dejo una entrevista:
Juan Pomponio, 2º invitado de Bibliopeque 2013



EL PERDIDO

El cariño de un pueblo...


"Recuerdo aquella tarde de verano cuando estaba en los caminos buscando el pueblo con ese nombre tan extraño, como extraído de alguna fábula. Mi alma de poesía seguía el viaje en bicicleta hacia El Perdido, me preguntaba mientras pedaleaba ¿Cómo será? ¿Tendrá senderos habitados por fantasmas? ¿Habrá árboles mágicos? ¿La gente se perderá entre sus calles? No, nada de eso.
Al llegar, el amor de la gente me abrazó al costado de la ruta, me reencontré con una vieja amiga después de vagar por otras tantas vidas, alguien me ofreció agua fresca de una botella clara que refrescó mi cansancio, tuve la recompensa de la cordialidad que todavía perdura en mi corazón. A todos aquellos que viajan por las rutas del alma, les recomiendo que no se pierdan, lleguen al pueblo de alma generosa, donde el limonero inmortal custodia al tiempo, donde los asados entre amigos es ritual sagrado, allí habita la metáfora de los crepúsculos, el tren que pasa cada mil años, las calles blancas recubiertas de luna, la sonrisa de la libertad en los rostros de los niños, todo puede ocurrir cuando llegan a El Perdido."





¡¡¡Gracias, Juan!!!



0 comentarios:

Publicar un comentario

 

©Copyright 2012 www.reinventaweb.com

Garabatos sin © (2009/2017) | Analía Alvado

Ilustraciones Alex DG© y Daniel Caminos